cocinar en casa

¿Por qué ya no cocinamos?

Hubo un tiempo en el que en cada casa se cocinaban los alimentos, en el que se compraba el producto fresco y se elaboraba en nuestra cocina, en el que sabíamos qué comíamos o al menos sabíamos que no se añadían más sustancias que las propias del alimento. Vivíamos más relajados, más conscientes de la importancia de comer comida casera. Esto era entonces, actualmente sabemos más de alimentación que nunca antes y cocinamos menos. Siempre hay excepciones, claro.

El escritor y activista alimentario Michael Pollan lo tiene claro: “no vamos a arreglar y mejorar el sistema alimentario si seguimos negándonos a cocinar”. Cuando dejamos que la industria cocine por nosotros, perdemos en control de lo que estamos consumiendo. Desconocemos la trayectoria de los alimentos que nos estamos poniendo en el cuerpo y, en la mayoría de los casos, la industria no lo prepara de la manera que nos gustaría que fuese, pese a lo que digan sus eslóganes. Cuando eliges lo que comes y cómo lo preparas, ayudas a que todo mejore, ayudas a preservar una cultura alimentaria saludable, limpia y equilibrada. Y no sólo esto, a nivel individual comerás más saludablemente, evitarás aditivos, conservantes, exceso de sal, y azúcares y calorías extras.


UTILIZA TUS MANOS, TU CREATIVIDAD Y RELÁJATE

De eso se trata. Cocinar puede ser muy relajante y creativo, todos somos aptos para ello, lo creas o no. El estrés bajo el que vivimos hoy en día y nuestra pereza nos ha llevado a consumir alimentos ya preparados y listos para consumir o listos para cocer y consumir. Cada vez más anulamos nuestras habilidades y nos conformamos con un “no tengo tiempo”, un “no se cocinar” o un “no me gusta”. Cocinar puede ser terapéutico, te ayuda a desconectar, a conectar con tu creatividad y tus habilidades, te ayuda a meditar y a pensar, actos que cada vez hacemos menos y nos anulan más.

¿Y qué hay de este afán de los concursos de cocina? Según el escritor, hemos convertido la cocina en un deporte que no practicamos y del que somos espectadores. Y lo que hay que hacer es implicarnos en el juego. Si bien en los concursos aparecen preparaciones culinarias dignas de los más prestigiosos chefs, en la realidad de nuestra casa no tiene que ser así. En lo simple está lo bueno, cocinar no es difícil, es placentero y se va aprendiendo con la práctica.

¿Por qué ya no cocinamos?

SI VAS A COMER FUERA, ASEGURA LA CALIDAD

No se trata de dejar de ir a los restaurantes, ¡ni mucho menos! Se trata evitar la comida preparada y de escoger un restaurante de calidad. Y calidad no significa precios astronómicos. Restaurantes que aboguen por la transparencia, por dar a conocer al consumidor qué es lo que está comiendo y lo que hay detrás de cada plato. Cocina de proximidad, saludable y equilibrada. Aprovechemos esta consciencia actual sobre la alimentación para valorarla realmente y dejemos de permitir que la industria alimentaria cocine por nosotros. Pongámonos en la cocina y fluyamos.

Write a comment

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

10 CONSEJOS PARA
LLEVAR UNA VIDA SANA

Con esta guía quiero compartir aquellos cambios de tu rutina que apenas notarás y que aportan una innumerable lista de beneficios a tu organismo. 

Consigue GRATIS mi Ebook

x